Proyecto Arthur

 

Quizás la frase más cercana a nuestra idea del Proyecto Arthur es aquella que señala que si hay algo importante que los animales humanos estamos moralmente obligados a hacer, es no seguir tratando a los ANH como hasta ahora se ha hecho.

Nuestro pequeño aporte a dar una calidad de vida decente a nuestros compañeros de ruta abandonados es el Proyecto Arthur de la Fundación Semper Fides. Es un tributo a los más de dos millones de perros en situación de calle que existen en nuestro medio.

El objetivo del proyecto es abrir un campo de acción que permita otorgarles una vida digna a individuos en situación de calle o aquellos que son derivados a hogares temporales o refugios.

La proposición es certificar hogares donde se desarrolle un plan de rehabilitación y educación y que culmine en la adopción y de esta forma pueda reinsertarse en la sociedad a través de una tarea específica, de acuerdo a su condición y capacidades.

No podemos hacerlo con todos los abandonados pero nuestro compromiso es hacer una labor eficiente con la mayor cantidad que nuestros recursos humanos y económicos nos permitan.

Para poder realizar esta tarea, siempre es necesario mucho apoyo y una de las formas en que se puede hacer es especializándose a través de nuestro curso Educador de Cánidos, cuyos egresados esperamos nos den parte de su tiempo en nuestro proyecto, prestar apoyo a miles de nuestros compañeros que están esperando su oportunidad de vivir una vida.

El proyecto Arthur recibe su nombre a un perro en situación de calle que, durante el desarrollo del mundial de aventura en Noviembre de 2014, realizado en Ecuador, se incorporó voluntariamente al equipo sueco participando activamente en las dos últimas etapas de la prueba. La fidelidad de Arthur, así bautizado por el team del grupo Mikael Lindnord, y que provocó la admiración de todo el equipo sueco, ocurrió cuando la organización del evento recomendó no llevarlo en la etapa de Kayak y Arthur se lanzó al río nadando hacia la embarcación. Lindnord decidió adoptarlo y con ese objeto siguió todos los procesos requeridos para llevarlo a su hogar en Suecia.

Actualmente Arthur realiza labores de promoción de adopción de perros en situación de calle, llevando adelante una campaña por todo el mundo.

 

FacebookTwitterGoogle+WhatsAppEmailPinterestCompartir